Juno Mission Trailer

Explanation: What will NASA’s Juno spacecraft find when it reaches Jupiter next Monday? Very little, if Juno does not survive Jupiter Orbit Insertion, a complex series of operations in an unknown environment just above Jupiter’s cloud tops. If successful, as explained in the featured video, Juno will swoop around Jupiter, passing closer than any previous spacecraft. The goal is to decelerate, enter into a highly elliptical orbit, and begin two years of science operations. Juno’s science mission objectives include mapping Jupiter’s deep structure, determining how much water is in Jupiter’s atmosphere, and exploring Jupiter’s powerful magnetic field and how it creates auroras around Jupiter’s poles. These lessons hold promise to help humanity better understand the history of our Solar System and the dynamics of our Earth. Juno is powered predominantly by three large solar panels, each measuring a side of small truck. Launched in 2011, Juno’s planned mission will take it around the Jovian giant 37 times, after which, to avoid contaminating Europa with microbes, it will be directed to dive into Jupiter‘s thick atmosphere, where it will break apart and melt.

Video Credit: NASA, JPL, Juno Mission

El lunes 30 de mayo podremos ver la mayor aproximación de Marte a la Tierra de la última década.

marte

Marte es uno de nuestros vecinos más cercanos, pero durante unas horas lo será todavía más. El próximo lunes 30 de mayo, el planeta rojo se aproximará a la Tierra más que nunca en la última década. Es una oportunidad irrepetible de ver este cuerpo celeste como nunca antes, y en Teknautas te explicamos cómo hacerlo.

La mayor aproximación tendrá lugar el 30 de mayo, pero desde el 18 este mes hasta el 3 de junio será posible ver Marte. El momento exacto de mayor cercanía con nuestro planeta será, en España, a las 23:34 del lunes próximo. En nuestro país tendremos la suerte de que a esta hora hay oscuridad suficiente para la observación, aunque es mejor dejar pasar este punto y esperar a la medianoche, cuando la oscuridad es mayor.

Leer más:  Astronomía: Cómo ver la mayor aproximación de Marte a la Tierra de la última década.

La NASA descubre 1.284 nuevos planetas

fegar

Los científicos y técnicos de la NASA brindaron este martes al poder confirmar a los medios de comunicación que han descubierto 1.284 nuevos planetas fuera del Sistema Solar gracias a los equipos del súpertelescopio volante Kepler, duplicando así el número de exoplanetas hallados hasta ahora, según difundió la propia agencia espacial estadounidense a través de su página web.

500 de esos planetas podrían ser similares a la Tierra (serían relativamente pequeños y rocosos) y en nueve se podrían dar incluso las condiciones necesarias para albergar vida, al encontrarse a la distancia “justa” de su particular estrella y al poder correr por su superficie agua, los dos requisitos indispensables para poder acoger alguna forma de ser vivo. Con la incorporación de estos nueve, ya son 21 los exoplanetas que reúnen estas características terráqueas.

«Este anuncio dobla el número de planetas confirmados por Kepler», insistió Ellen Stofan, científica jefe de la sede de la NASA en Washington. «Esto nos da esperanzas de que en algún lugar allí afuera, alrededor de una estrella similar a nuestro Sol, podemos eventualmente descubrir una nueva Tierra».

Tras analizar los 4.302 astros potenciales que identificó la Kepler en julio de 2015, los técnicos sostienen que están seguros al 99% de que son “planetas”. Otros 1.327 están pendientes de nuevos estudios para saber si son merecedores de esta categoría y 707 restantes fueron catalogados como simples «fenómenos astrofísicos». En este paquete, también se manejan 984 candidatos verificados previamente por otras técnicas y que aún no han recibido el aprobado espacial.

Fuente: elmundo.es

 

Tránsito de Mercurio por delante del Sol

so y mercurio

La cita será mañana lunes 9 de mayo, entre las 13 horas, 12 minutos y 39 segundos y las 20.40 horas. Será entonces cuando se desarrolle el tránsito de Mercurio por delante del Sol, un fenómeno que aunque no es excepcional, ya que suele ocurrir entre 13 y 14 veces a lo largo de un siglo con diferentes intervalos, y sí que resulta digno de admirar.

Hay que tener en cuenta que Mercurio es muy pequeño, su tamaño aparente, visto desde la Tierra, es unas 160 veces menor que el del Sol. Por eso es extremadamente difícil localizar el punto negro.

Y muy probablemente no se aprecie a simple vista, sino que será necesario observarla con telescopios con filtros especiales para no quedar cegados.

A diferencia de un eclipse, el tránsito de planetas como Mercurio o Venus no oculta por completo el Sol, sino que se ven como una bola negra pasando a través del disco solar durante varias horas, lo que no significa que no haya que tomar precauciones. Nunca debe mirarse directamente al Sol ni hacerlo con microscopios.

Se puede realizar el seguimiento acudiendo a alguna de las actividades de observación y divulgación organizadas mañana en Galicia por las distintas sociedades astronómicas, en las que también se pone a disposición del público telescopios adaptados con filtros solares. El Observatorio Astronómico Ramón María Aller promueve una sesión pública a partir de la una y media de la tarde. En el planetario de la Casa de las Ciencias de A Coruña se podrá seguir el acontecimiento durante toda su duración en una jornada organizada por los Museos Científicos Coruñeses, mientras que en Pontevedra es la Asociación Astronómica Sirio y el concello los que organizan el encuentro en la plaza de la glorieta de Compostela. En Vigo, la organización correrá a cargo de Astrovigo, mientras que en Ourense será la asociación astronómica local la que citará a los curiosos a partir de las cuatro en el Aula da Natureza del ayuntamiento.

Astroturismo en España: las mejores rutas para ver las estrellas

via lactea

Si te atrae el astroturismo, no te pierdas los destinos estrella de España para contemplar el espectáculo que cada noche se desata en los cielos

Si queréis ver es un cielo estrellado de verdad, os aconsejamos hacerlo en alguno de los puntos de España que cuentan con una “calidad de cielo excelente”, según Starlight, institución avalada por la Unesco, la Organización Mundial del Turismo (UNWTO) y la Unión Astronómica Internacional (IAU), que certifica los mejores lugares en función del número de noches despejadas al año y la ausencia de contaminación lumínica.

Cumbres del Teide, La Palma y Fuerteventura

Las Islas Canarias también enamoran si se levanta la vista al cielo. De hecho, según la Fundación Starlight, más de 200.000 personas viajan cada año a Tenerife y La Palma solo para observar las estrellas. Estas dos islas, junto conFuerteventura, acaparan tres de los distintivos Reserva Starlight que otorga esta fundación y representan una prueba palpable de que Canarias es uno de los mejores destinos del mundo para hacer turismo astronómico.

El Observatorio Roque de los Muchachos (La Palma), a 2.396 metros de altitud, se erige como punto privilegiado desde el que captar fenómenos astronómicos únicos.

A este se suma el Observatorio del Teide (Tenerife), situado a 2.390 metros, que es uno de los centros más importantes del mundo y cuenta con el telescopio GREGOR, el más grande de Europa.

El Observatorio de Tefía (Fuerteventura), el municipio de Granadilla de Abona (Tenerife), el Observatorio de Temisas (Gran Canaria) o el Centro Astronómico Roque Saucillo (Gran Canaria) son otros puntos destacados que completan la gran oferta astroturística de Canarias, sector en el que Tenerife ya se ha posicionado como líder europeo, al encabezar el proyecto EU Sky Route, que busca establecer itinerarios de turismo astronómico por Europa.

Andalucía: Sierra Morena

Sierra Morena, con una franja de unos 4.000 km2 que cruza el norte de las provincias andaluzas de Huelva, CórdobaSevilla y Jaén, es la mayor Reserva Starlight del mundo.

Las minas abandonadas de El Centenillo (Jaén); el Monte de La Capitana (Sevilla), que aún guarda la silueta del antiguo y bello observatorio astronómico de La Capitana, o las Minas de la Sultana-Ermita San Roque (Huelva) son algunos de los puntos más apreciados.

Galicia: Parque de las Islas Atlánticas y Trevinca

La Vía Láctea -tradicionalmente ligada a la ruta del Camino de Santiago- encuentra en los cielos gallegos otro lienzo perfecto en el que brillar con intensidad. Además de una cultura y raíces milenarias, Galicia atesora al menos dos puntos en los que la observación de las estrellas asciende a otro nivel.

El primero es el Parque Nacional de las Islas Atlánticas, que incluye las islas Cíes, Ons, Sálvora y Cortegada, con sus espectaculares playas y abruptos acantilados, y representa un paraje inigualable para los observadores estelares ofreciendo, además, multitud de actividades, como visitas guiadas o ‘tours’ fotográficos nocturnos, dentro de su designación como Destino Turístico Starlight.

El segundo son los montes de Peña Trevinca (Ourense), que, con una altitud de 2.127 metros, son el techo de la comunidad gallega. En sus cumbres apenas hay rastro de la huella del hombre y cuentan con una protección contra la contaminación lumínica, por lo que son un lugar de peregrinaje para los aficionados a la astronomía, que pueden ven reflejadas la luz de los astros en las purísimas y cristalinas superficies de los lagos glaciares de A Serpe y Ocelo.

Leer más en El Confidencial:  Viajes en España: Astroturismo en España: las mejores rutas para ver las estrellas Viajes

LIGO detecta por primera vez las ondas gravitacionales emitidas en la fusión de dos agujeros negros

Dos enormes interferómetros en Washington y Luisiana (EE.UU.) detectan, por primera vez en la historia, la emisión de ondas gravitacionales generadas en los últimos instantes de la fusión de dos agujeros negros de unas 30 masas solares, abriendo una nueva era de la astronomía y la cosmología.

ondas gravitacionales

El jueves pasado, 11 de febrero de 2016, pudimos seguir en directo la rueda de prensa que los fundadores del experimento, Reiner Weiss, Ronald Drever y Kip Thorne, dieron en Washington, en la sede de la National Science Foundation americana, describiendo la detección de la señal inequívoca de ondas gravitacionales emitidas por un sistema binario de agujeros negros que caen en espiral, el uno hacia el otro, y terminan fusionándose en otro agujero negro de mayor masa.

La detección se produjo en la madrugada del 14 de septiembre de 2015 en los interferómetros gemelos de Livingstone (Luisiana) y Hanford (Washington). La señal consiste en una oscilación de amplitud y frecuencia variable, que crece hasta un máximo en el momento de la fusión y luego desaparece. Los fotodetectores vieron dicha señal de manera inequívoca, por lo que los investigadores de la colaboración LIGO sabían que estaban ante un hito de la historia de la ciencia. Desde entonces fueron descartando sistemáticamente otras posibles interpretaciones y finalmente lo publicaron en la revista Physical Review Letters, con revisión por pares, antes de preparar la rueda de prensa del jueves pasado.

Pero antes de describir en qué ha consistido la detección y qué consecuencias tiene para la ciencia y la sociedad, dejadme empezar describiendo qué son las ondas gravitacionales, qué las genera y cómo se propagan hasta nosotros.

¿Qué son las ondas gravitacionales?

Las ondas gravitacionales fueron predichas por Einstein en 1916, poco después de formular sus ecuaciones de la relatividad general, cuyo centenario celebrábamos hace tan solo unos meses. Se trata de deformaciones en la estructura del espacio-tiempo que se propagan a la velocidad de la luz. En lenguaje coloquial se podría decir que son arrugas en el espacio-tiempo, que se generan cuando un fenómeno gravitacional violento ocurre en el espacio y en el tiempo. Este fenómeno puede ser astrofísico, como la explosión de una supernova o la colisión de dos agujeros negros, o bien el estallido inicial de la gran explosión que dio lugar a nuestro universo.

Las ondas gravitacionales tienen, como la luz, una amplitud y una frecuencia variable. Las que acaban de ser detectadas generaron desplazamientos relativos de una parte en 1021 a frecuencias de entre 35 y 150 pulsaciones por segundo (Hz). Estas frecuencias son próximas a las de la voz humana (un poco más graves) y es por eso que los investigadores usan la analogía sonora para representarlas de una manera que podamos “sentirlas” con nuestros sentidos. Pero cuidado con la analogía, pues eso no quiere decir que podamos oírlas como escuchamos música, ya que no son ondas de presión en un medio, como el sonido, sino ondas transversas como la luz, que distorsionan el propio espacio-tiempo.

Si de verdad pudiéramos aumentar la intensidad de las ondas gravitacionales un factor 1020, lo que sentiríamos es algo muy desagradable: nuestro cuerpo se dilataría y contraería en direcciones opuestas, con una frecuencia de cientos de oscilaciones por segundo, que aumenta de intensidad y crece en frecuencia con el paso del tiempo, lo que se asemejaría más a un centrifugado en el tambor de una lavadora que a un preludio de Bach.

Modos de polarización de la onda gravitacional de tipo + y x según desplazan la materia ortogonal a la dirección de propagación de la onda.
Modos de polarización de la onda gravitacional de tipo + y x según desplazan la materia ortogonal a la dirección de propagación de la onda.

Las ondas gravitacionales tienen, igual que la luz, dos polarizaciones, pero como son perturbaciones tensor (de espín 2) desplazan la materia de forma cuadrupolar (véase el diagrama adjunto). Los dos estados de polarización aún no han sido detectados por separado. Es posible que en un futuro próximo sea posible hacerlo.
 ¿Qué genera ondas gravitacionales?

De igual manera que una carga oscilante genera ondas electromagnéticas, las ondas gravitacionales se producen cuando una gran distribución de masa se mueve a velocidades relativistas y sufre un cambio en su aceleración. Ambas ondas, electromagnéticas y gravitacionales, se mueven a la velocidad de la luz desde la fuente hasta el detector, por lo que un evento como el que detectaron los interferómetros de LIGO tuvo que ocurrir a enormes distancias para que 1300 millones de años más tarde fuera detectado en la Tierra.

Pero no solo las supernovas y el origen del universo generaron ondas gravitacionales. Todos los cuerpos acelerados producen estas ondas, aunque su intensidad es tan débil que no las detectamos. De hecho, es posible calcular el ritmo de emisión de ondas gravitacionales por el Sol y resulta ser de 100 millones de vatios, que comparado con los 4 x 1026 vatios emitidos en forma de ondas electromagnéticas resulta patético. Sin embargo, la emisión de ondas gravitacionales por la fusión de los agujeros negros detectada por LIGO tuvo la potencia de 4 x 1049 vatios, equivalente a 1023 soles, luego fue más luminoso que todas la estrellas del universo juntas. Sin embargo, debido a la enorme distancia a la que se encontraba (410 Mpc), su efecto en la Tierra fue minúsculo.

El proceso más violento que ocurrió en el universo fue el origen de la toda la materia y radiación al final de la inflación  cosmológica, cuando el universo tenía fracciones infinitesimales de segundo. Este proceso, conocido como el recalentamiento del universo, generó una enorme cantidad de ondas gravitacionales que aún permean nuestro entorno, como el fondo de radiación de microondas, testigos del origen caliente de nuestro universo. Este fondo estocástico de ondas gravitacionales aún no ha sido descubierto y, siguiendo la analogía sonora anterior, se asemejaría al ruido cacofónico de una orquesta, con cada instrumento afinando a una nota distinta de forma aleatoria, pero con un espectro que tiene una amplitud máxima a frecuencias enormes, cerca del GHz, miles de millones de ciclos por segundo. Descubrir ese fondo abriría las puertas al mismísimo origen del universo. Por el momento no existen detectores suficientemente sensibles a las frecuencias de GHz, o longitudes de onda de centímetros. Habra que desarrollar nuevas tecnologías para acercar ese fondo a nuestros sentidos.

Lee Todo el artículo en investigacionyciencia.es