El espectacular eclipse de sol desde Astromiño

Espectacular recreación de como vimos el eclipse de sol en Astromiño, en Salvaterra de Miño,  con unas condiciones atmosféricas para la observación del eclipse que fueron inmejorables.

Con un cielo totalmente despejado, entre las 9:04 y 11:15 horas entre las que discurrió el eclipse. Este llegó a tener una ocultación del 74 % del disco solar.

DSC_6735wtmk

IMG-20150320-WA0021IMG-20150320-WA0026IMG-20150321-WA0013

IMG-20150320-WA0029IMG-20150321-WA0002IMG-20150321-WA0012IMG-20150321-WA0016IMG-20150321-WA0017DSC_0034

El espectacular eclipse de sol

ECLIPSE PARCIAL DE SOL / 20-MARZO-2015.

eclipsesolriasbaixas

El próximo 20 de marzo de 2015 y casi coincidiendo con la llegada de la Primavera tendrá lugar un Eclipse Total de Sol (cuya totalidad será solo visible desde latitudes polares) y que desde Vigo será visible como Eclipse Parcial, llegándose a cubrir algo mas del 70% del disco solar.

Para poder observarlo, si las condiciones meteorológicas lo permiten, Agrupación Astronómica Rías Baixas (AARB), AstroVigo (AAV) y Fundación Ceo, Ciencia e Cultura (FC3) hemos pensado en organizar una quedada de observación que tendrá lugar a partir de las 09:00 H.L. de ese viernes 20 de marzo desde el paseo de la Playa del Vao (VIGO).

Puesto que la observación solar puede resultar peligrosa si no se toman las medidas adecuadas, recordamos que OBSERVAR EL SOL REQUIERE DE ELEMENTOS ESPECIALMENTE DISEÑADOS Y HOMOLOGADOS A TAL EFECTO PARA EVITAR LESIONES OCULARES IRREVERSIBLES. Es por esto que los elementos ópticos que emplearemos estarán dotados en todo momento de este tipo de filtros o se utilizarán métodos indirectos de observación solar por proyección.

El eclipse de Sol de la década

eclipsesolGalicia será el mejor lugar de España para ver el día 20, con las debidas precauciones, la ocultación del disco solar, que se tapará hasta en un 80 %.

El próximo día 20 de marzo la Luna estará en fase Nueva, pero no será una más, ya que en la mañana de ese día se producirá una alineación entre el Sol, la Luna y la Tierra. Es decir tendrá lugar un eclipse solar. Visto desde Galicia será el más importante desde aquel espectacular eclipse anular del 3 de octubre de 2005, en el que un día completamente despejado colaboró con creces a su perfecta observación.

Dado que el viernes 20 de marzo será festivo y, por tanto, no habrá clases, es importante recordar a la población y en especial a los niños, de lo peligroso que es mirar directamente al Sol, y ya no digamos si se hace a través de prismáticos o telescopios.

Como todavía hay tiempo hasta ese día, en el que también despediremos al invierno, bueno será advertir que la forma más segura de seguir estos fenómenos es proyectando la imagen solar sobre una pantalla mediante un pequeño telescopio o incluso con binoculares. Como la gran mayoría probablemente no lo va a hacer así ni tampoco va a disponer de gafas especiales para observar directamente el eclipse, en su defecto también pueden usarse cristales de soldadura con máximo factor de protección, mirando a través de ellos solo unos segundos y compartiéndolos con más gente. Estos cristales de soldadura pueden adquirirse en algunas ferreterías, estando totalmente desaconsejados tanto los cristales ahumados como las gafas de sol.

Quizás sea también este un buen momento para recordar algunas cosas en relación a estos fenómenos cósmicos. Desde la antigüedad se sabe que la Luna se mueve en torno a la Tierra en una órbita cuyo plano no coincide con aquel en el que nuestro planeta se desplaza alrededor del Sol (la eclíptica), porque si no en cada lunación (29 días y medio) tendríamos un eclipse de Sol y otro de Luna. Y eso, desde luego, no se observa. Los 5 grados que forman ambos planos son suficientes para que los eclipses se produzcan esporádicamente, pero controlados y siempre cuando los tres astros estén alineados sobre la eclíptica. En los de Sol, con la Luna en el medio (Luna Nueva), y en los de Luna con la Tierra entre nuestro satélite (Luna Llena) y nuestra estrella. Podemos predecir los eclipses con muchísima antelación porque también sabemos muy bien las posiciones que tanto el Sol como la Luna van a ocupar en la bóveda celeste, gracias al conocimiento de sus órbitas.

Hay, sin embargo, una diferencia esencial entre los dos tipos de eclipses. Mientras que los de Luna son visibles en todos aquellos lugares que tengan a nuestro satélite por encima del horizonte, en los de Sol, aún siendo totales, solo se pueden percibir como tales en una estrecha franja de territorio (de unos 200 kilómetros de ancho como mucho), viéndose el eclipse como parcial en zonas colindantes. Por ello, la probabilidad de poder ver un eclipse de Sol desde un lugar determinado es muchísimo menor que la de contemplar uno de Luna.

Próximos a la totalidad

La Luna es unas 400 veces más pequeña que el Sol pero está también unas 400 veces más cerca de nosotros que aquel. Por ello sus tamaños aparentes son similares y, por esta razón, a veces la Luna es capaz de tapar completamente al Sol. Volviendo al eclipse del 20 de marzo, este será total en un arco que pasa por el Atlántico Norte entre las Islas Británicas e Islandia, y en sus cercanías se verá como parcial. Tal es el caso de Galicia, pero por nuestra posición geográfica, al estar más próximos a la totalidad, tendremos la ventaja de que la magnitud del eclipse será mayor que en cualquier otra parte de España.

En el medio del eclipse, en el noroeste gallego, se podrá apreciar oculto casi el 80% del disco solar. El fenómeno comenzará a las  9,05, el máximo del eclipse será a las 10.09 y terminará a las 11.18. Ahora solo falta que se repitan las condiciones atmosféricas del 3 de octubre de 2005 para poder disfrutar, con las debidas precauciones, de este magnífico y didáctico fenómeno celeste.

El eclipse solar comenzará a las 9.05 y su máxima ocultación será a las 10.09 horas

José Ángel Docobo Durántez: Catedrático de Astronomía y Director del Observatorio Astronómico Ramón María Aller de la Universidade de Santiago.